Declaración acerca de los Frailes Franciscanos de la Provincia del Santo Nombre

Declaración acerca de los Frailes Franciscanos de la Provincia del Santo Nombre

Una declaración del obispo Dennis Sullivan: Declaración con respecto a los Frailes Franciscanos de la Provincia del Santo Nombre

Es con gran tristeza que he recibido la noticia por parte del Provincial de los Frailes Franciscanos de la Provincia del Santo Nombre, el Padre Kevin Mullen, OFM, que los Frailes Franciscanos dejarán la Parroquia de San Antonio de Padua en Camden después de 32 años. Estoy agradecido por el ministerio de los Frailes a sus feligreses. Desde mi llegada a la diócesis hace cuatro años, sé que tienen el profundo respeto del clero diocesano y el amor de sus feligreses.

Esta decisión de los Frailes es comprensible, ya que sus números han disminuido considerablemente desde mediados de 1980. Ahora sólo quedan 280 frailes ministrando y muchos de los actuales frailes son mayores de 65 años. Como su ministerio les exige vivir en comunidad, esto hace difícil mantener la administración de muchas de sus parroquias.

En nombre de mis hermanos sacerdotes y los fieles Católicos del Sur de Nueva Jersey, deseo a todos los frailes, especialmente a los que nos dejan, Padre Hugh McSherry, Padre Ron Pecci, y el Hermano Karl Koenig, que Dios los bendiga y el mejor de los éxitos en sus futuros proyectos.

La nueva administración de la Iglesia de San Antonio de Padua será anunciada más adelante este mes.

******************************************************************************************************************************Frailes Franciscanos se van de San Antonio, Camden

Queridos feligreses de Ia Parroquia de San Antonio de Padua,

Los miembros de Ia Iglesia, en el principio, se llamaban los “seguidores del Camino” (Hechos 9,2). Se puede ver en esta description muy antigua de Ia comunidad cristiana Ia idea de movimiento y de peregrination, Ia de no estar inmoviles ni estancados en un Iugar determinado. Ser discipulo de Jesus implica estar siempre “en el camino,” “viajando hacia” Ia plenitud de vida que Dies quiere para todos y cada uno de nosotros y para Ia creacion entera.

A veces este movimiento es espiritual-lo que llamamos Ia “conversion.” Otras veces, este movimiento es geografico-un cambia de Iugar. Vemos Ia segunda forma de movimiento en un pasaje muy conmovedor del Evangelic segun san Lucas. La gente and a buscando afanosamente a Jesus, y cuando por fin lo encuentra, insiste para que no se vaya de su pueblo. Pero a pesar de todos sus ruegos y suplicas, Jesus responde: “Yo ten go que anunciar tambh~n a las otras ciudades Ia Buena Nueva del Reina de Dies, porque para esc he side enviado” {Lc 4, 42-43).

Haciendome eco de las palabras de Jesus, les escribo hoy con much a pena para anunciarles que los Franciscanos tenemos que estar de nuevo “en el camino,” retirandonos de Ia Parroquia de San Antonio de Padua en Camden, NJ. Despues de treinta y des aiios en Cramer Hill, no nos es posible continuar sirvh~ndolos a ustedes, Ia comunidad de San Antonio. Seguramente, con toda Ia historia y vida que hemos com partido juntos a lo largo de estes aiios-empezando con P. Tadeo, P. Aubrey y P. John y siguiendo hasta ahara con P. Hugh, Hno. Karl y P. Ron-nuestra despedida sera un paso muy dificil para todos.

Entonces, lpor que Ia necesidad de nuestra salida de entre ustedes? Primero y mas que nada, quiero asegurarles que no tiene nada que ver con alguna fall a o deficiencia de ustedes. Tampoco por problemas con Ia Diocesis de Camden. Muy al contrario, a fin de cuentas el motive por nuestra salida son dos realidades dedsivas en cuanto a los Franciscanos: el numero de frailes Franciscanos que sigue disminuendose, y Ia fidelidad al carisma franciscana.

Primero: en 1985 cuando llegamos a Camden contabamos con 708 frailes trabajando activamente en varies ministerios. En 2001, solo nos quedamos 443 frailes actives en los ministerios. Hoy en 2017, somes 280 frailes. Es decir, desde el aiio en que empezamos en Camden nos hemos reducido mas de 60%. Muy sencillamente, no tenemos suficientes frailes para continuar sirvrendo en todos los ministerios y parroquias donde estabamos antes.

Segundo: el carisma Franciscano nos llama a vivir y servir como hermanos viviendo en comunidad. La vida fraterna es una prioridad absoluta para nosotros-hasta se puede decir que es Ia caracteristica mas esencial de los Franciscanos. Hermanos compartiendo una vida cristiana y evangelica, juntos en comunidad, es “Ia seiial” de los Franciscanos. Entonces, lastimosamente, con Ia disminucion de Ia cantidad de frailes, nos es imposible mantener todos los mlnisterios donde hemos servido en el pasado porque dondequiera que estemos, necesltamos por lo menos dos o tres hermanos. Por estas dos razones, y con much a tristeza, hemos llegado a esta decision tan dlficil de retirarnos este verano de Ia querida parroquia de San Antonio.

He compartido con el Obispo Dennis Sullivan nuestra decision de retirarnos de San Antonio y el me ha asegurado que proveera par el cuidado pastoral de los fieles de San Antonio. Estey muy agradecido al Obispo Sullivan, y a los Obispos antecesores de Ia Diocesis de Camden, por su bond ad a los Franciscanos durante nuestro tiempo aqui. Tambien les extiendo mi gratitud a P. Hugh, Hno. Karl y P. Ron par su servicio y dedicacion a Ia parroquia en los ultimos anos. Tambien me gustaria reconocer a los demas frailes y a las hermanas Franciscanas de Syracuse (NY) quienes les servieron en San Antonio desde 1985.

Pero, mas que nada, estoy sumamente agradecido por todo el apoyo y colaboracion que ustedes, los feligreses de San Antonio, nos han brindado a los Franciscanos durante nuestro tlempo con ustedes. En el nombre de todos los frailes de nuestra provincial: GRACIAS MIL par su bond ad, comprension, amistad y fe.

Que Ia Iglesia de Camden siga creciendo y dando testimonio fehaciente de Ia presencia del Ser Jesus resucitado entre nosotros. El es el centro de nuestra vida y Ia base de toda nuestra esperanza-y El nunca nos defraudara. Es El quien nos llama cada dia, dondequiera que estemos, a vivir “en el Camino,” progresando hacia Ia plenitud del Reina de Dios. I Que asi sea!

Mis queridos hermanos, imuchisimas gracias y adelante! Attentamente,

Kevin J. Mullen, OFM

Minlstro Provincial

Categories: Español/Spanish