Haciendo el sueño de su hija realidad

Este próximo otoño esta familia latina estará feliz de formar parte de nuestra prestigiosa Escuela Católica secundaria Camden High School (CCHS).

Después de haber tocado muchas puertas, y después de casi haber perdido las esperanzas de poder entrar, esta familia latina se mantuvo activa y persistente en su proceso de solicitud y obtuvo suficiente ayuda financiera de becas para que la educación de su hija fuese posible en una de nuestras más prestigiosas escuelas Católicas.

Antonio Medina y Consuelo Mateo llegaron a Estados Unidos desde México hace más de 18 años. Han trabajado duro como inmigrantes para comprar una casa, formar una hermosa familia de tres hijos y lograr ser miembros activos de su Parroquia, San José Pro- Catedral en Camden, New Jersey.

La familia Medina Mateo, representa a los inmigrantes latinos católicos trabajadores que vienen a los EE.UU. para el mejoramiento del futuro de sus hijos. Ellos creen en la educación y quieren que sus hijos tengan las oportunidades que ellos nunca tuvieron.

Paola Medina Mateo entiende lo maravilloso que será para ella ir a CCHS y pidió a sus padres que la inscribieran en la escuela. Ella soñaba con que realmente quería ser parte de una escuela que la preparara bien para poder ir a la universidad y convertirse en doctora en el futuro. Consuelo y Antonio pensaron que sería casi imposible para ellos enviarla allí.

Después de escuchar la charla de Marianela Núñez sobre la Campaña de la Ventaja de las Escuelas Católicas (CSAC) por sus siglas en inglés al final de una misa en la Parroquia San José Pro-Catedral, Antonio y Consuelo decidieron obtener más información para inscribir a su hija en la Escuela.

La Campaña de la Ventaja de las Escuelas Católicas es una campaña que empezamos para aumentar las inscripciones de la población desatendida en nuestras escuelas diocesanas.

Con los esfuerzos de nuestro Obispo Dennis Sullivan y la Oficina de Escuelas Católicas de la Diócesis de Camden ahora tenemos una consultora de campo que está trabajando a tiempo completo para promover esta campaña. Esta posición ha abierto las puertas y los corazones de muchas de nuestras escuelas para crear un entorno diverso y acogedor más multicultural en nuestras aulas. Durante años, la población latina ha sido desatendida por nuestras escuelas católicas.

A nivel nacional hay sólo 3% de los niños latinos inscritos en nuestras escuelas. Este número es muy triste dado el hecho de que el 70% de los católicos en el país son latinos. En respuesta a esta realidad, la Diócesis de Camden está trabajando con la Universidad de Notre Dame en Indiana para aprender más acerca de las maneras efectivas para reclutar más familias latinas en nuestras escuelas. Esta relación con Notre Dame y el trabajo de Marianela Nuñez han traído grandes bendiciones a las escuelas que han aprendido la manera de volver a pensar en el futuro del ministerio de Educación Católica.

Durante nuestra entrevista a la familia Medina Mateo, Antonio dijo: “Escuché que había asistencia financiera disponible para nosotros y esto me motivó más. No sabía que las escuelas católicas ofrecieran ayuda a aquellos padres que no pueden pagar los costos de matrícula completos, pero cuando lo escuché, consideré la posibilidad de buscar ayuda.” Consuelo hace referencia de cómo eran de acogedores y generosos los administradores de la Escuela Secundaria Católica Camden High School y ella está muy agradecida de Marianela Nuñez quien tomó su tiempo para ayudarla con el proceso de solicitud y las barreras del idioma.

Consuelo y Antonio creen que al enviar a Paola a una escuela católica están invirtiendo en su futuro. “La Escuela Secundaria Católica Camden High School va a enseñar a nuestra hija más acerca de Dios y acerca de su fe, se va a convertir en una persona más responsable”, dijo Antonio. Enviar a Paola a Camden High School significa que esta familia tendrá que hacer un montón de sacrificios, sacrificios que están dispuestos a hacer para dar la mejor educación posible a su hija.

Consuelo explica: “vamos a tener que salir a comer con menos frecuencia, vamos a tener que comprar menos zapatos y ropa que realmente no necesitamos, y vamos a tener que posponer algunos planes para hacer algunas mejoras de la vivienda, pero no importa, ¡Sabemos que Dios proveerá!”

Esta familia es un ejemplo de por qué el desarrollo de la CSAC es importante, queremos tener a las familias latinas al tanto de las escuelas católicas en sus áreas para considerarlas como una opción.

Muchos distritos escolares en su defecto sirven pobremente a nuestros estudiantes, pero estamos orgullosos de decir que nuestras escuelas católicas pueden ofrecer una educación mucho más integral enfocada en nuestros valores católicos y en la excelencia académica.

 

About Author