La Navidad nos muestra la verdad acerca de Dios

El misterio de la Navidad nos ofrece a nosotros y al mundo entero una verdad fundamental acerca de Dios, que Dios no está lejos.
Dios es Emanuel. Dios está con nosotros. El Niño Jesús de Belén que es verdaderamente Dios, es también uno de nosotros. Dios está encarnado en la carne del Niño Jesús que Él recibió de su Madre Virgen, quien le llevó en su seno.
Un primitivo teólogo cristiano llamado Tertuliano, utilizó una expresión para captar este misterio de Dios encarnado en el Niño Jesús: “caro cardo salutis “, que quiere decir, la carne de Cristo es el corazón de la salvación. Esta verdad de la cercanía de Dios puede ofrecer a nosotros y a todo el mundo gozo y esperanza. Dios no pudo estar más cerca de nosotros que apareciendo en nuestra forma humana.
Los ángeles que aparecieron en el nacimiento de Jesús anunciaron buenas nuevas, buenas noticias, que podemos escuchar de nuevo esta Navidad del 2013. Esta noticia que nos trae gozo es que somos tan amados por Dios, que Dios se hizo carne para que sea fácil para nosotros conocer su amor. Jesús es la Palabra Eterna de Dios que entra en el tiempo y la historia como una persona humana. El habla con palabras humanas. Su presencia entre nosotros mediante su nacimiento en Belén, nos comunica la Palabra de Dios acerca del amor de Dios por cada uno de nosotros.
Deseo que en esta Navidad del 2013 podamos escuchar la palabra de amor de Dios. Que escuchemos en nuestros corazones y en nuestras almas, y que experimentemos en nuestras vidas, que somos amados por Dios. Que este conocimiento del amor de Dios nos traiga gozo y esperanza.
La Navidad es acerca de Dios entrando en el mundo para compartir la vida humana con nosotros. San Juan, en su Evangelio, utiliza una imagen muy poderosa para expresar este misterio de Dios: “El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros.” Dios ha vivido entre nosotros. Dios se ha hecho asimismo una morada entre nosotros. En la lengua griega, el mensaje de San Juan se puede traducir como “el Verbo se hizo hombre y estableció una tienda en medio de nosotros.”
Esto no es un hecho temporal. Se trata de Dios mudándose entre nosotros. Es acerca de Dios adoptándonos como sus hijos. ¡Este es un mensaje de Gran Gozo para nosotros y para el mundo entero!
La tercera estrofa del canto de Navidad, “O Holy Night “, ha sido siempre una favorita: “Durante mucho tiempo el mundo estuvo suspirando en pecado y error – hasta que Él apareció y nuestra alma sintió su valor. “
Que nuestras almas sientan su valor durante este santo tiempo de Navidad. Que sepamos que somos dignos de tal Salvador, el Hijo de María, el Hijo de Dios, quien no es difícil de conocer ni de entender. Este Amor Divino es el regalo de Dios de un Salvador quien trae esperanza a nosotros y al mundo.
Una bendecida Navidad para ti y tus seres queridos. Que el amor de Dios esté con ustedes todos los días del Año Nuevo. Que reconozcas tu valor como persona amada por Dios. Que esta verdad traiga gozo y esperanza a tu vida.

Categories: Español/Spanish

About Author