Papa Francisco, el supremo pastor de la Iglesia

Papa Francisco, el supremo pastor de la Iglesia

MessageFromTheBishopSPANISH

Actualmente estoy leyendo la biografía del Papa Francisco EL GRAN REFOR-MADOR, escrita por Austen Iverleigh, la cual cuenta la historia de la vida de Jorge Bergoglio antes de ser elegido como el Obispo de Roma por los Cardenales Electo-res durante el Conclave del 2013. Es una buena lectura y provee información so-bre el pasado del Santo Padre que nos ayuda a entender quién es en realidad el su-cesor número 226 del Apóstol San Pedro. “Tú eres Pedro y sobre ésta piedra cons-truiré mi iglesia.” Estas son las palabras de Jesús que establecieron a Pedro y a sus sucesores como Su Vicario en la Tierra. El Papa Francisco se sienta en la Silla de Pedro y es el Pastor Supremo de la Iglesia.

El Espíritu Santo nos ha entregado a este hombre para ser nuestro Papa. Su pre-sencia en nuestro país y la enorme atención que está recibiendo por parte de los medios deben enorgullecernos de ser Católicos. Pedro está entre nosotros y durante su visita Apostólica a nuestro país, él tiene mucho que decir cuando hable en luga-res de poder nacional e internacional. Hay que escuchar sus palabras, algunas de las cuales nos harán re-evaluar nuestros propios pensamientos y opiniones sobre temas tan serios que afectan a la humanidad tales como la pobreza, la economía, la ecología, el gobierno y algunos otros. Mientras en sus homilías durante la Misa frente a grandes grupos de creyentes, pongamos atención con nuestros corazones llenos de fe mientras él nos enseña más de Cristo Jesús, la Iglesia y nuestra fe Ca-tólica. El Papa Francisco está entre nosotros para confirmarnos en nuestra fe. De-jemos que éste refuerzo de fe suceda en nosotros escuchando con atención y respe-to a lo que él nos dice.

Del cuello de nuestro Santo Padre cuelga una cruz pectoral en la cual está la ima-gen de un pastor rodeado de sus ovejas, algunas de las cuales son cargadas sobre sus hombros. Esta Cruz dice mucho del ministerio de nuestro Papa como el Pastor de todos, aun también de aquellas ovejas perdidas que no deberían estar perdidas pero que aún pueden regresar al cuidado y la protección del amor de Dios. El al-cance del Santo Padre a aquellos marginados de la vida y la Iglesia, está inspirado en su rol como Pastor.

En su dedo el Papa usa un anillo en el cual se ve representado el Apóstol San Pedro quien fue elegido por Jesús para ser cabeza de Su Iglesia. La escena es Pedro, el pescador que tira su red para pescar y arrastra la pesca hacia la barca. El anillo también dice mucho de las frecuentes enseñanzas del Papa Francisco sobre la in-mensidad del amor de Dios y de la misericordia hacia todos aquellos para quienes la iglesia, la barca de Pedro, debe ser un legado.

Oremos por el Papa, para que Dios lo mantenga a salvo y fortalezca sus actividades apostólicas. Que sus mensajes sean escuchados y comprendidos por nosotros y por las mujeres y hombres de buena voluntad. Durante las tres ocasiones privilegiadas que voy a concelebrar la Misa junto al Santo Padre en Washington DC, Nueva York y Philadelphia, mantendré en mi corazón las intenciones de los feligreses de nuestra diócesis y ofreceré esas Misas por ustedes. Ustedes serán recordados en esas Misas ofrecidas en unión con Francisco, nuestro Papa.

Categories: Español/Spanish