Los religiosos hombres y mujeres tuvieron retiros separados

0
114

El primer sábado de Adviento, los religiosos hombres y mujeres tuvieron retiros separados. El Obispo Sullivan quiere que las diversas órdenes religiosas tengan comunión entre sí durante todo el año, para que puedan conocerse, orar entre sí y compartir la comunión, apoyar y fortalecer sus vocaciones y sus diversos ministerios en la Diócesis.

Las comunidades de hombres se reunieron en San Augustín Prep y comenzaron su día en la hermosa capilla para ofrecer la oración matutina, la Exposición de la Eucaristía y la Bendición. El hermano Tom Osorio, O.H. exhortó los 15 religiosos a ser hombres generosos en la hospitalidad, el don de acogerse unos a otros en relación siguiendo el modelo de Cristo. Habló de esta virtud como antídoto a las paredes y obstáculos que ponemos en nuestra iglesia y nuestro mundo. Su tema de hospitalidad es como el tema de encuentro del Papa Francisco donde tenemos que dar la bienvenida primero al individuo reconociendo su dignidad, la imagen y la presencia de Dios. La hospitalidad nos permite ser la mejor persona posible para revelar el Cristo presente en sí mismo y en los demás. Este abrazo del otro nos permite ser otro Cristo en el mundo. Después de la conferencia, nos presentamos indicando dónde y cómo servimos en la diócesis, explicando el carisma de nuestra orden religiosa, el don especial que ofrecemos a la iglesia y al pueblo de Dios como religiosos prometidos. Fue un ejercicio inspirador y enriquecedor ver los dones que los demás traen para vivir el evangelio y servir a la iglesia.

Mientras tanto, unas 60 religiosas se reunieron en la Parroquia de San Carlos Borromeo en Sicklerville, donde el P. Terry Odien ofreció dos presentaciones sobre el tema O Come, O Come, Emmanuel. El P. Odien preguntó a las hermanas qué es necesario rescatar en sus vidas y qué las mantiene cautivas, impidiéndoles vivir su plenitud. El día incluyó la oración, la Adoración del Santísimo Sacramento, la Bendición y la Reconciliación.

Aproximadamente, hay 45 hermanos y sacerdotes representando 12 órdenes diferentes y 214 hermanas de 24 comunidades cada uno con su propio carisma o don especial del Espíritu Santo compartido en diversos ministerios incluyendo pero no limitados a la educación, el ministerio parroquial, la atención de la salud, el servicio a los niños con necesidades especiales, el ministerio penitenciario, el servicio social, la formación de otras religiosas, capellanía de hospitales y conventos, trabajo en las oficinas diocesanas, el ministerio hispano, dirección espiritual y trabajo de retiros.

Lo que es evidente en los ministerios de los religiosos es el intentar reimprimir el Evangelio a través de la inspiración de sus fundadores y santos patrones es un “concierto de carismas” que existe en la diócesis al servicio del pueblo de Dios. Dan gracias a Dios que dirige este concierto y al pueblo de Dios en la diócesis que los acoge.

Los religiosos y religiosas de la diócesis se reunirán el sábado 1 de febrero para celebrar la Jornada Mundial de la Vida Consagrada en la Parroquia de la Sagrada Familia en Sewell. Esperemos que pronto, puedan ver una columna semanal titulada “El Rincón Religioso” que contará con un hermano religioso diferente, hermana o sacerdote para que nos conozca mejor y nuestro ministerio en la diócesis.

“Concierto de carismas” es el título de un libro escrito por Paul Hennessy originalmente publicado en 1997.

El Padre John J. Fisher, OSFS es el rector de la Catedral de la Inmaculada Concepción de Camden.