Columna del Obispo – Colecta de la Semana de Escuelas Católicas

Columna del Obispo – Colecta de la Semana de Escuelas Católicas

La Semana de las Escuelas Católicas ofrece una oportunidad anual para celebrar el regalo de una educación en Escuela Católica – no sólo en el Sur de Nueva Jersey, sino en toda la Iglesia en los Estados Unidos. Aunque la semana de las Escuelas Católicas comienza oficialmente el 29 de enero, nuestra colecta especial Diocesana para las Escuelas Católicas tendrá lugar el fin de semana del 21 y 22 de enero. Pido su devota consideración al apoyar generosamente esta colecta que beneficia la importante misión de nuestras Escuelas Católicas. Muchos de nosotros ‘los mayores’ fuimos educados en Escuelas Católicas antes de que se impusieran cuotas de inscripción. Nuestra contribución financiera a esta colecta anual de las Escuelas Católicas es una forma de expresar nuestro agradecimiento por la educación de primer nivel moral y académica que recibimos con poco o ningún costo.

Las Escuelas Católicas tienen una trayectoria probada de excelencia académica y el compromiso de servir a los demás. Junto con las parroquias, las Escuelas Católicas fomentan un espíritu de comunidad y compromiso. A medida que aumentan los inscritos en las escuelas, también aumenta la participación en nuestra Iglesia. De hecho, hay familias que regresan regularmente a la Misa, alentadas por sus hijos que asisten a nuestras Escuelas Católicas. Los graduados de Escuela Católica son más propensos a considerar vocaciones religiosas y permanecer involucrados con la Iglesia como adultos. Además, también son más propensos a enviar a sus hijos a la Escuela Católica, pasando la tradición de generación en generación. De hecho, una educación en Escuela Católica es un regalo no sólo para los niños que asisten, sino también para el futuro de nuestra Iglesia. Es el regalo de toda una vida que merece un amplio apoyo de toda nuestra comunidad Católica.

Si tiene hijos en edad escolar, le pido que considere una educación en Escuela Católica. Nuestras puertas están siempre abiertas a las familias interesadas, y asistencia de matrícula y opciones de financiamiento podrían estar disponibles.

Incluso para aquellos que no tienen hijos de edad escolar, hay muchas maneras de apoyar a las Escuelas Católicas:

Ore para que nuestras escuelas sean cada vez más factibles, disponibles y accesibles, y permanezcan sostenibles. Ore por nuestros maestros, administradores y personal que se brindan incansablemente por el futuro de nuestros hijos. Ore por nuestros estudiantes, para que sean impulsados por el espíritu de Jesús e inspirados a sobresalir y contribuir dentro y fuera del aula.

Venga a una sesión de información durante la Semana de las Escuelas Católicas (del 29 de enero al 4 de febrero) y compruebe por sí mismo lo qué hace que nuestras escuelas sean únicas. Es bienvenido a visitarnos.

Contribuya generosamente a la colección anual para las Escuelas Católicas del Sur de Nueva Jersey que tendrá lugar el fin de semana del 21 y 22 de enero. Su contribución puede ayudar a fortalecer nuestras escuelas financieramente y hacer posible el regalo de una educación en Escuela Católica para más familias.

Recomiende nuestras escuelas a familiares y amigos con niños de edad escolar. Sugiera que consideren una Escuela Católica para sus hijos. Explique que una educación en escuela Católica forma la mente, el alma, el niño completamente y que Jesucristo es el maestro.

Nuestro Informe Anual 2015-16 sobre las Escuelas Católicas del Sur de Nueva Jersey está incluido. Le dará una idea instantánea de muchos acontecimientos maravillosos que pasan en nuestras escuelas con presupuestos escrupulosamente administrados.

Estoy agradecido con los administradores, maestros y miembros del personal que educan a nuestros estudiantes y a nuestros padres y tutores que se sacrifican para proporcionar una educación en Escuela Católica para sus hijos. Agradezco a nuestros párrocos y consejos parroquiales financieros y a todos los que apoyan nuestras escuelas.

La misión de las Escuelas Católicas del Sur de Nueva Jersey es educar e inspirar a las mentes jóvenes espiritualmente, académicamente y en servicio a los demás.

Nuestra visión es que los alumnos se conviertan en adultos llenos de fe que, guiados por los valores del Evangelio, moldeen nuestro mundo con conocimiento, compasión e integridad.