El ejemplo inspirador de una hija de inmigrantes mexicanos

El ejemplo inspirador de una hija de inmigrantes mexicanos

Father Vincent G. Guest and Cynthia Garcia

“Mis padres me ensenaron desde muy temprana edad que si no temenos fe estamos perdidos. Ellos me ensenaron a confiar en Dios y a no perder nunca la esperanza.” Estas palabras no fueron dichas por un santo o por el Papa Francisco sino, por una jovende 17 anos de nuestra diocesis, Cynthia Garcia, cosa que deberia hacernos sentir muy orgullosos. Cynthia es hija de inmigrantes Mexicanos y en junio se graduo con el Segundo lugar en su clase, en la Escuela Preparatoria del Condado de Cumberland en Upper Deerfield, NJ. Ella fue quien pronuncio el discurso Salutatorio y la primera persona a quien ella dio las gracias, en su escuela publica en la ceremonia de graduacion fue a Dios. En su discurso ella dijo: “Primero, quiero agradecer a Dios, por bendecirme mas de lo que yo merezco, sin Dios yo no estaria aqui en este podio.”

Cynthia y su familia son fieles miembros de la Parroquia de La Santa Cruz en Bridgeton. Cynthia agradecio a sus padres Isabel Perez y Mario Garcia por todos los sacrificios que han hecho por ella y sus hermanos. Los padres de Cynthia nacieron en Mexico y son ahora ciudadanos estadounidenses, gracias a la ley de amnistia firmada por el Presidente Reagan que ayudo’ a muchos indocumentados viviendo en nuestro pais. (Era el tiempo cuando un bien nacido Republicano y el bien nacido Democrata Tip O’ Neil, Portavoz de la Casa Blanca, trabajaron unidos por el bien de nuestro pais. C’omo anoramos nosotros esos dias.

Cynthia me conto’ que el ser hija de inmigrantes la ha forjado en lo que ella es ahora y en lo que ella llegara a ser en el futuro. “Yo he experimentado y visto cosas que algunos de mis companeros de clase ni se imaginan. Yo desde nina de 8 anos ayudaba a mi mama’ a limpiar las casas, para que mi familia pudiers salir con los gastos.” Bridgeton es una comunidad donde muchos inmigrantes mexicanos se han establecido para educar a su familia, y ella ha sido testigo de las luchas que muchas familias tienen que enfrentar, especialmente con los indocumentados.

En cuanto a su futuro, Cynthia comienza sus estudios este verano en la Universidad Georgetown, uno de los mas prestigiados centros de alto nivel academico a nivel nacional. “Yo ore’ para que el Senor me guiara al colegio correcto,” me dijo, y cuando visite el campus con mis padres, me senti justo en casa. Yo vi como los valores de Georgetown se alinean conmigo.Goergetown se apasiona por recompensar ayudando a los inmigrantes a acomodarse a la cultura americana, ayudan a grupos en desventaja y retan a los alumnos a hacer lo maximo de si mismos, a mirar mas alto. Yo me di cuenta de que en esta Universidad mi fe catolica va a crece y va a fortalecerse.”

Mientras yo escuchaba a Cynthia me di cuenta de que la historia y los suenos de la familia Garcia, de Mexico, es muy parecida a la historia y los suenos de mi familia de raices Irlandesas, y de otros muchos cuyos padres y abuelos, vinieron a los Estados Unidos buscando un future mas brillante para su familia.

El debate sobre inmigracion a nivel nacional es tan complicado y habla tanto de construer muros que nos olvidamos de que la vasta mayoria de inmigrantes estamos aqui para construer una America mejor. Cynthia Garcia es un ejemplo brillante. “Yo usare mi titulo para ayudar a otros. Yo planeo llegar a ser una abogada de inmigracion y quiza’ algun dia una oficial elegida. Yo quiero ser la voz de los sin voz y hacer un impacto positivo.” Como una joven que esta orgullosa de vivir su fe catolica y con un Corazon que busca la justicia, Cynthia esta hacienda ya un impacto positivo.