Residentes de Camden comparten retos y esperanzas en un día de reflexión

Residentes de Camden comparten retos y esperanzas en un día de reflexión

Andrés Arango, Delegado del Obispo para el Ministerio Hispano en la Diócesis de Camden, (cuarto de izquierda a derecha), y el Padre Hugh Macsherry, OFM, párroco de la Parroquia de San Antonio de Padua, Camden, se encuentran con líderes de Camden que organizaron el V Encuentro Parroquial. Un día de reflexión sobre cómo la Iglesia Católica puede servir mejor a las necesidades de los hispanos católicos locales. El evento se celebró el 13 de mayo en la parroquia de San Antonio de Padua, Camden.
Andrés Arango, Bishop’s Delegate for Hispanic Ministry in the Diocese of Camden, (fourth from left), and Father Hugh Macsherry, OFM, pastor of Saint Anthony of Padua Parish, Camden, stand with Camden leaders who organized the V Parish Encuentro, a day of reflection on how the Catholic Church can best serve the needs of local Hispanic Catholics. It was held May 13 in Saint Anthony of Padua Parish, Camden.

El pasado sábado 6 de mayo en Camden, la comunidad parroquial de la Catedral de la Inmaculada Concepción se reunió en el Salón de la Catedral para un día de reflexión, discusión y desarrollo sobre cómo la Iglesia Católica puede servir mejor a los Hispanos Católicos locales.

A lo largo del sur de Nueva Jersey estos últimos meses, 23 parroquias con ministerio Hispano de la Diócesis de Camden completaron las sesiones de cinco semanas del V Encuentro, antes de su propio evento de V Encuentro parroquial este mes y el V Encuentro diocesano el próximo otoño.

Situada en el Decanato 1 de la diócesis y parte de las iglesias Católicas del oeste del Condado de Camden, el V Encuentro parroquial de la Catedral de la Inmaculada Concepción reunió a 40 feligreses, jóvenes y adultos para compartir sus dones y descubrir prácticas efectivas para evangelizar mejor a los actuales asistentes de la misa y aquellos “en la periferia de la ciudad,” dijo el Padre John Fisher, OSFS, rector de la parroquia.

“Tenemos que escuchar (las necesidades de) nuestros propios feligreses y escuchar a los de la periferia,” dijo.

Cuando se le preguntó cuáles eran algunos de los desafíos y miedos de sus feligreses, él respondió que las familias están preocupadas por las políticas de inmigración, que podrían separar a padres e hijos; cómo impartir el Evangelio a los demás y llevarlos a la Iglesia; y cómo conseguir más jóvenes y adultos jóvenes no sólo en los bancos, sino que participen en la vida parroquial.

“A la comunidad también le gustaría ver que la parroquia ofrezca más clases de catecismo, y clases para aprender inglés,” dijo el Padre Fisher.

En general, él ve muchas esperanzas en los pasos que sus feligreses de todas las edades están tomando, para crear y formar discípulos en el fuego de Cristo.

“El día fue una gran esperanza de vida” para la Iglesia, dijo.

***********************************************************************************************************

Camden residents discuss challenges, hopes at day of reflection

On May 6, in Camden, the parish community of the Cathedral of the Immaculate Conception gathered in Cathedral Hall for a day of reflection, discussion and development on how the Catholic Church can best serve local Hispanic Catholics.

Throughout South Jersey these past few months, 23 Hispanic parish ministries of the Diocese of Camden completed five-week V Encuentro sessions, ahead of their own parish-wide V Encuentro events this month and next fall’s diocesan V Encuentro.

Located in the diocese’s Deanery 1, and part of the Western Camden County Catholic churches, the Cathedral of the Immaculate Conception’s parish V Encuentro brought together 40 parishioners, young and old, to share their gifts and discover effective practices to better evangelize to current Mass-goers, and those “on the periphery in the city,” said Father John Fisher, OSFS, parish rector.

“We have to listen to (the needs of) our own parishioners, and listen to those on the periphery,” he said.

When asked what some of his parishioners’ challenges and fears were, he answered that families are worried about immigration policies that could separate parents and children; how to impart the Gospel to others and bring them into the church; and how to get more youth and young adults not only into pews, but engaged in parish life.

“The community also would like to see the parish have more classes on catechism, and classes on the English language,” Father Fisher.

Overall, he sees much promise in the steps his parishioners of all ages are taking to create and form disciples on fire for Christ.

“The day was a great hope of life” for the church, he said.

About Author