Celebración Diocesana de Familias Hispanas de Camden

0
69
El Obispo Dennis Sullivan saluda a la gente en la Celebración Diocesana de Familias Hispanas de Camden celebrada el 28 de septiembre en la Parroquia de la Divina Misericordia, en Vineland. Foto Alan M. Dumoff, http://ccdphotolibrary.smugmug.com
El Obispo Dennis Sullivan saluda a la gente en la Celebración Diocesana de Familias Hispanas de Camden celebrada el 28 de septiembre en la Parroquia de la Divina Misericordia, en Vineland.
Foto Alan M. Dumoff, http://ccdphotolibrary.smugmug.com

Por Joanna Gardner

VINELAND — Mientras el cantor anunciaba los países Hispanos, estallaron alegres las voces de la multitud que llenaban las bancas y de pie se alineaban en las paredes de la Parroquia Divina Misericordia en Vineland.

Más de 800 personas se reunieron en la Celebración Diocesana de Familias Hispanas de Camden celebrada el 28 de septiembre. El evento anual está diseñado para reunir a los católicos hispanos de la diócesis durante el mes de la Herencia Hispana, que se celebra de septiembre 15 a octubre 15.

El tema familiar de este año anticipa El Encuentro Mundial de las Familias que se celebrará en septiembre del 2015 en Filadelfia y en el cual se espera la participación del Papa Francisco.

“Las familias latinas son una voz profética para la unidad, para el amor y para alabar a Dios juntos dentro de la iglesia”, dijo Andrés Arango, delegado del obispo para el Ministerio Hispano de la Diócesis de Camden. “Queremos celebrar eso hoy”.

La celebración incluyo una Misa en Español oficiada por el Obispo Dennis Sullivan.

“Esta es una gran oportunidad para nosotros reunirnos como familia diocesana,” dijo el Obispo Sullivan en su homilía. “La iglesia está formada de familias…Y a través de la familia y a través de la gracia que el Señor nos concede a nosotros para darnos cuenta de que somos hijos e hijas de Dios.”

De las 68 parroquias en la diócesis, 24 ofrecen Ministerio Hispano. Un representante de cada una de esas parroquias participó en una procesión por el pasillo central antes de la Misa llevando el estandarte de la parroquia según fueron llamando los nombres.

Antonio Marte llevó la bandera de su parroquia, San Antonio de Padua en Camden. Él emigró en su adolescencia a los Estados Unidos desde la República Dominicana y está envuelto en su parroquia como Ministro de Eucaristía y acolito.

“Sin la familia no hay iglesia. De las familias salen nuestros futuros sacerdotes, sale el futuro Obispo,” dijo Marte. “Las familias Hispanas traen su cultura, una manera diferente de celebrar la Eucaristía. Entonces aprendamos de cada cultura.”

La misa fue concelebrada por nueve sacerdotes, y asistieron varios diáconos. Hay 22 sacerdotes que hablan español en la diócesis, y varios estaban presentes en la Misa.

La música vibrante fue el momento culminante de la celebración. El Coro Hispano Diocesano, dirigido por Damaris Thillet y un conjunto instrumental — compuesto de guitarras, piano, flauta, violín, percusión y un instrumento de cuerda Puertorriqueño llamado el cuatro — dirigido por Diego Correa presentó la música durante un preludio musical de 30 minutos y la Misa. Se les unió el Coro Hispano de Niños de la Parroquia de la Santa Cruz en Bridgeton.

“Esta música es parte de su herencia. Se necesita tener una conexión entre tus raíces y la música para alabar a Dios,” dijo Thillet, quien también es directora asociada de la oficina diocesana de Culto Divino, Música e Iniciación Cristiana. “Esto es especialmente cierto para los inmigrantes. Dejamos muchas cosas detrás nuestro… y [esta música] es crucial para que la comunidad Latina se sienta bienvenida. Es una expresión de fe para ellos”.

Antes de comenzar la misa, una procesión de grupos representando diferentes tipos de familias pasaron por el pasillo central. Entre los tipos de familias representadas estuvo la familia convencional con el padre, la madre, hermanos y hermanas; un grupo de religiosas y religiosos en representación de la familia religiosa; familias de madres y/o padres solteros; familias separadas por la distancia debido al sistema de inmigración; y las familias intergeneracionales, donde los padres o abuelos crecieron en otro país y tienen hijos nacidos en Estados Unidos.

Según los grupos pasaban y se leía una oración para cada uno, muchos en la congregación tenían lágrimas en sus ojos.

“Somos una iglesia de inmigrantes,” dijo el hermano Juan de la Cruz Turcios, O.F.M., de San Antonio de Padua, Camden. El hermano Juan emigró a los Estados Unidos como un adolescente del Salvador y dijo que descubrió su vocación a la vida religiosa en los Estados Unidos.

“Las familias latinas son algunas de las familias más jóvenes de la Iglesia Católica en los Estados Unidos. Es especialmente importante para el Obispo dirigirse a este grupo hoy porque yo diría que son el corazón de la iglesia en este momento en nuestro país, especialmente en nuestra diócesis”. “También es una oportunidad para invitar a más personas a descubrir las vocaciones dentro de la comunidad Latina”, añadió.

Después de la misa, servidores en las tres salidas de la iglesia entregaron a cada persona una cena, una bolsa con un sándwich y un postre de flan tradicional, junto con soda o agua. Las personas se reunieron en los alrededores de la iglesia para comer o se llevaron la comida a su casa. Muchos se detuvieron para tomar fotos y orar en el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe de la parroquia.

“Este día es importante porque la familia que reza unida se mantiene unida,” dijo Esmeralda Gonzalez de la parroquia San José Pro-Catedral en Camden. “Es algo que mantiene unida la comunidad.”

Lucy Santiago dijo que la celebración fue una manera importante para que las familias se mantengan conectadas con su Herencia hispana.

“Es un llamado a las familias, este año, para que se conecten con la iglesia y con lo que la iglesia tiene para ellos, como familia, como Católicos, como Hispanos”, dijo Santiago. El evento “reúne a todos en el amor de Dios y la presencia de Dios, y se puede sentir el calor cuando nos reunimos. Se puede sentir el calor del Espíritu cuando los hispanos se reúnen.”