Se abre en Nueva Jersey el Programa Independiente de Compensación de la Iglesia para Víctimas de Abuso Sexual de Menores

0
68

CAMDEN — a partir del 15 de junio de 2019, el Programa Independiente de Compensación para Víctimas de Nueva Jersey (IVCP por sus siglas en inglés) comenzará a aceptar reclamos relacionados con el abuso sexual de menores por parte de sacerdotes diocesanos de las diócesis Católicas Romanas de Newark, Paterson, Metuchen, Trenton y Camden.

El IVCP es administrado por Kenneth R. Feinberg y Camille S. Biros, dos destacados expertos en compensación de víctimas que han diseñado y administrado programas de compensación similares para las Diócesis Católicas de Nueva York y Pensilvania. También han administrado programas similares para reclamos de abuso sexual de Penn State, el Fondo de Compensación para Víctimas del 11 de septiembre y el Fondo de Derrames de Petróleo de BP en el Golfo de México.

El IVCP se estableció para pagar a las víctimas elegibles que fueron abusadas sexualmente por el clero de la Iglesia Católica Romana cuando eran menores de edad. Este programa está respaldado por las cinco Diócesis Católicas Romanas y sus obispos que están unidos para apoyar a los sobrevivientes del abuso brindándoles una alternativa eficiente al litigio, que es rápida y transparente, para resolver sus reclamos con un nivel significativamente menor de pruebas y corroboración que se requiere en un tribunal de justicia.

Los administradores de IVCP, el Sr. Feinberg y la Sra. Biros, actuarán independientemente en la evaluación y compensación de reclamos indivi-duales. Los funcionarios de la Iglesia no tendrán autoridad para impugnar las decisiones o el monto de las compensaciones determinadas por los admi-nistradores.

Toda la compensación pagada de acuerdo con el IVCP provendrá de los fondos de la Iglesia. No se utilizará dinero público para pagar reclamaciones elegibles. Se espera que los fondos necesarios se proporcionen a través de préstamos, dividendos de seguros y la venta de propiedades.

La Diócesis de Camden no utilizará el dinero donado por la gente de la diócesis para apoyar parroquias, escuelas y obras de caridad, ni utilizará el dinero otorgado a la Casa de la Caridad-Campaña Anual del Obispo o la campaña Católicos Fuertes, ni el dinero otorgado por un donante para un ministerio o apostolado específico.

“El IVCP es un paso importante en el proceso de sanación de las víctimas de abuso sexual por el clero en Nueva Jersey”, dijo el Obispo Dennis Sullivan, de la Diócesis de Camden. “Este programa, prometido por mí y por mis colegas Obispos cuando publicamos colectivamente los nombres de todos los sacerdotes diocesanos acusados de manera creíble en Nueva Jersey a mediados de febrero de este año, está destinado a brindar una oportunidad a las víctimas que durante mucho tiempo han cargado con el peso de la victi-mización, para encontrar apoyo tangible y reconocimiento por el dolor causado por estos sacerdotes pecaminosos”.

Las características importantes del IVCP incluyen:

1. La independencia completa de los dos administradores para determinar la elegibilidad y el monto de la compensación.

2. El programa es completamente voluntario; no se requiere ningún reclamante individual para participar.

3. Todos los pagos autorizados por los administradores provendrán de los fondos de la diócesis; no se utilizará dinero público para compensar a las víctimas.

4. Solo si la víctima individual acepta la cantidad ofrecida por los administradores, se requerirá una autorización firmada, en la cual la víctima se compromete a no participar en ningún otro litigio contra la diócesis en cuestión.

5. El programa dará prioridad a los reclamantes que previamente presentaron un reclamo directamente a los funcionarios diocesanos sobre abuso sexual, antes del establecimiento del IVCP.

6. A partir del 17 de junio de 2019, estos reclamantes que previamente presentaron una reclamación directamente a los funcionarios de la diócesis recibirán un paquete de reclamaciones del programa de parte de los admi-nistradores.

La Fase II del IVCP, que comienza el 15 de junio, permitirá que los nuevos solicitantes – que no presentaron un reclamo ante la Diócesis – se registren para ser considerados elegibles para participar en el programa. Sus reclamaciones también serán revisadas y procesadas posteriormente por los dos administradores independientes.

Las víctimas del abuso sexual de menores por parte del clero pueden comenzar el proceso de reclamaciones visitando www.NJdiocesesIVCP.com para revisar el protocolo del programa. El IVCP concluirá el 31 de diciembre de 2019. Todas las reclamaciones individuales deben presentarse durante este período.